Páginas

10.12.11

Adaptaciones

Acaban de poner en cuatro la película "¿Bailamos?" que es una versión americana de la del mismo nombre japonesa. De esta película me llama poderosamente la atención que muchas de las situaciones, y sobre todo de las conversaciones chirrían muchísimo; sin embargo tendrían perfecto sentido si uno imagina que los personajes son japoneses. Desde mi punto de vista fracasó totalmente la adaptación. ¿Cómo debe adaptarse una obra?

He tenido esta discusión en muchas ocasiones con diversas personas, sobre todo a la hora de encarar un montaje teatral, que a fin de cuentas es una forma de adaptación -pasas desde el mundo del texto acotado a la auténtica realidad de carne y hueso. Algunos directores opinan que es fundamental respetar al autor, manteniendo al pie de la letra lo que dicen las acotaciones del texto y montando un escenario lo más detallado posible, que sea un prolijo conjunto de detalles de 'época'. A mí eso me parece un disparate. Siempre he pensado que lo primero que hay que hacer al hacer un montaje teatral es desechar al autor. Ya hizo su trabajo, y está genial, pero en ese momento ya carece de importancia. Debes beber la obra, sumergirte en ella, destilarla y finalmente recrear su espíritu con el espacio que tienes y los actores que puedas conseguir. En definitiva tienes que reconstruirla por completa en el nuevo contexto espacial, social y temporal, incluso si eso significa reescribir algunos diálogos o dejar mano libre a los actores a que los reconstruyan ellos mismos.

En el caso de la traducción de la literatura no tengo muy claro si se trata de lo mismo o no. Por una parte me parece evidente que la traducción de una obra nunca será la obra original, pero, ¿quién puede hacer un ejercicio de reconstrucción equivalente al ejemplo de montar la obra de teatro? Tendría que ser un escritor, con todas las letras, un escritor de la misma altura del escritor original, de su misma calidad y a ser posible con un estilo similar. Algo realmente difícil, imagino.

Ya en los artículos de mi viejo blog, en los que hablaba de 'interactivizar' una obra literaria, dije que no puedes conservar la obra en sí, que hay que recrearla. Mantengo mi opinión; pero, ¿qué pasa con las adaptaciones de viejas aventuras? Hemos tenido bastantes en los últimos tiempos como esta, o esta, o esta. Algunas de ellas las estaba esperando con verdadero deseo, y algunas fueron para mí una sorpresa agradable... pero todas me decepcionaron, en particular esta.

¿Por qué? Precisamente por lo que he estado diciendo. Un buen 'remake' de una aventura debería ser una reconstrucción de una obra en el nuevo contexto cultural (y en este caso tecnológico) y no meramente una 'transliteración' del contenido a las nuevas plataformas, una recompilación de los fuentes extraídos del PAWS con Superglus, con cierto remozo de los gráficos manteniendo el aspecto añejo del original.

El mundo ha cambiado, nosotros hemos cambiado y la tecnología a cambiado. Cuando alguien se plantee renovar esa vieja obra que tanto le gustó en su momento, espero que sea realmente valiente y la haga suya de verdad, que la descomponga en sus componentes, que la digiera en su esencia y que nos proporcione algo realmente nuevo y acorde a los tiempos.