17.8.11

Relatos del cuarto de hora: "Por pura compasión"

(El siguiente relato lo escribí hace ya algunos años cuando aún pensaba que de alguna forma llegaría a publicar aunque fuesen algunos micro-relatos. Lo rescato y lo edito como un primer avance de la parte 'literaria' de este blog).

Todo comenzó por pura compasión.

En torno al año trescientos de la Nueva Era, cuando ya habían descubierto la tecnología de la holografía autosostenida, los Hensem’yell fueron atacados por una terrible plaga. Una enfermedad incurable que aniquiló dos terceras partes de la población infantil. La Yag’Gull, la Muerte Temprana.

La sociedad Hensem’yell, pacífica por naturaleza, profundamente espiritual, se tornó sombría en aquellos tiempos. El desaliento era la nota dominante y los suicidios de padres desesperados, un acto considerado por los Hensem'yell un pecado capital, se volvieron cotidianos.

Las autoridades religiosas, superadas por la situación, permitieron la creación de los yeg’ojs. Lo aceptaron a pesar de la naturaleza algo impía del acto de copiar los restos de la mente de un niño muerto y situarla dentro de un nuevo cuerpo holográfico autosostenido, un cuerpo sano e indestructible. Los yeg'ojs traía la vida de nuevo, no ya al niño perdido -su alma era irrecuperable- pero sí a sus dolientes padres. Hubo voces discrepantes, incluso alguna manifestación, pero los yeg'ojs se impusieron. Se trataba de una cuestión de pura compasión.

Cientos, miles, de yeg’ojs fueron fabricados, llenando las calles y las vidas de sus familias de felicidad. Se hicieron muy populares, no solo entre las familias que habían sufrido el Yag’Gull, sino entre todas las familias. ‘Ningún hermano mejor que un yeg’oj’, decían los medios en aquellos días.

Pero... ¿cómo permitir que el yeg’oj fuese un niño eterno? ¿cómo prohibirle amar a otros yeg’ojs? ¿o a otros Hensem’yell? ¿tener sus propios hijos yeg’oj? Todo eso hubiesen sido actos de maldad deliberada. Algo demasiado ajeno a los compasivos y espirituales Hensem’yell. Finalmente hubo generaciones de yeg’ojs, igualdad de derechos para los yeg’ojs...

Ya no hay hensem’yells. Milenarios yeg’ojs vagan, parpadeantes, sin saber, sin ser, sin entender, entre las viejas ruinas humeantes que habitaron sus seres queridos...

Ruego, no... suplico, a esta comisión de la Federación de Planetas, el permiso para cesarlos.

Es una cuestión de pura compasión.

13.8.11

Retos y extensiones

Me he enterado de que se lanzó hace no mucho un reto técnico y al parecer ha quedado 'desierto'. Me extrañó, es un reto complejillo pero no parece inabordable, así que le he robado un par de tardes a mi tiempo de rol y playa y he hecho una extensión, que contiene un par de ejemplos, uno de ellos uno de matrioskas.

A parte para soportar el comando 'vaciar' y 'rellenar' he creado otra extensión.