Páginas

11.5.16

Lentitud y reflexiones

Lo primero que tengo que reconocer es que el año espídico no está siendo un dechado de 'speed', más bien todo lo contrario. Demasiado rato pasado en el 80 Days, demasiados rollos en mi vida laboral y demasiada poca organización para cumplir todos los objetivos que me marqué... pero o voy a tirar la toalla, aún no. 

Aunque a veces dan ganas. Como ya he dicho he estado explorando estas semanas muy intensamente las posibilidades de la obra de Inkle Studios y me encanta. Y también me da rabia. Me da rabia que en la comunidad hispana no podamos ni pensar en tener una empresa que haga cosas parecidas. Es triste. Finalmente nos hemos quedado descolgados.

El año pasado con las jornadas de la gente de los librojuegos tuve esperanzas de que todo esto estaba apunto de mejorar. Había bastante gente, gente con libros, con proyectos editoriales, con proyectos electrónicos y siempre es un placer reencontrar viejos conocidos como Depresiv, Urbatain o Eximeno. Pero desde entonces ha habido muchas decepciones, algunas grandes como el fracaso del kickstarter de ZFiles, y otras pequeñas como las controversias en los foros por detalles minúsculos de cualquier clase o las declaraciones de amor recientes en los foros del CAAD en defensa del desarrollo en plataformas retro.

Veo demasiada nostalgia en lo poco que tenemos y muy poca creencia en las posibilidades de futuro.