Nanos


Ya van unas cuantas participaciones en el nanowrimo por mi parte. Si, como yo, eres una persona que no puede dedicar un tiempo fijo y prolongado cada día a la escritura porque tienes otra vida, la nanowrimo es una excusa perfecta para obligarte a sacar tiempo, al menos una vez al año, y escribir como un loco. Sí, es cierto, lo que sale es... malo, pero al menos ya tienes una historia sobre la que empezar a trabajar y eso siempre es mejor que nada.

Si tienes la suerte de poder dedicarle a la escritura un tiempo fijo pero algún proyecto se te resiste, de nuevo la nano es una buena forma de obligarte a terminarlo. 

En cualquier caso merece la pena echarle un vistazo y probar. Y no dudes en buscarme por como 'buddy': soy Johan Paz en la web.

Hasta ahora he usado la nano para obligarme a escribir sobre tres de mis mundos de fantasía: el mundo post-apocalíptico de los nuevos reinos en las crónicas nimgarias, la extraña ucronía colonial de Tulgia y, sobre todo, mi vieja campaña de rol Akaram.


Mundo de cenizas es la única novela del mundo de los nuevos reinos que he completado durante una nanowrimo. Además de todas las nanos es la única a la que le he dedicado posteriormente suficiente tiempo de depuración y revisión como para acabar considerándola 'acabada' (si es que eso es realmente posible en esto de la escritura) y la única que podéis encontrar en la sección de novelas como un productos terminado.

Fantasía más o menos tradicional en un mundo que tiene poco de habitual y con unos protagonistas que no pueden estar más alejados del habitual cliché del adolescente que debe descubrir quién es y cuál es su lugar en el mundo.




Cuentos de hierro y pólvora y El Cielo sobre la Vieja son las dos obras en las que he trabajado durante una nanowrimo. La primera es una colección de cuentos que presenta el mundo, de hecho 'lo recorre' mostrando desde una plétora de puntos de vistas de esa suerte de fantasía colonial, y acabando con una novelette muy corta en la que se nos presenta el protagonista de la segunda obra.

El mundo de Tulgia se completa con las ficciones interactivas de Héctor el Inquisidor, improvisadas en octubre del 2018.

Actualmente estoy en pleno proceso de revisión y corrección de los cuentos, y algunos me gustan tanto que espero poder presentároslos pronto.


Akaram es mi campaña de rol. Llevo dirigiéndola de forma ininterrumpida desde 1992, es decir más de veinticinco años (pronto treinta años). Mi primer intento de transformar todo el material acumulado fue en 2010 con 'La ciudad bajo la Montaña' que debía narrar el primer episodio de una larga guerra que se había desarrollado en la campaña.

Las otras tres novelettes son totalmente diferentes, ya que aunque comparten el mundo e incluso el escenario casi post-apocalíptico que surgió tras la susodicha guerra, cada una está centrada en un tiempo y un personaje diferente. Samshia Adharif es una novela fragmentaria sobre la magia y los hechiceros en la que se juega con múltiples puntos de vista. Majid Ibn Kamaj es un diario de un personaje condenado por una herencia genética familiar en busca de su salvación. Karin Jorunssön es una historia de adolescentes lanzados a la más salvaje realidad que tienen que alcanzar su propia madurez de forma acelerada.

Espero que en algún momento estos tres últimos episodios puedan ser lanzados y disfrutados por vosotros.

No hay comentarios: