Páginas

23.7.12

Manzanas místicas

Creo que no descubro nada sorprendente a nadie si digo que siempre he sido anti-apple. No se trata sólo de que no me gustan sus ordenadores tan demasiado minimalistas y elitistas, se trata de que en general la filosofía de la empresa me desagrada. Esa idea de controlar toda y cada uno de los aspectos de 'la experiencia', todo eso de transformar los usuarios en fans, es más, de no tener usuarios, sino seguidores, ansiosos por pillar la siguiente versión del modelo único de... lo que sea.

Algo me ha repelido siempre de todo eso. Soy bastante pro-google. Evidentemente sé que google también es malvado a su manera -todo el que pretenda grandes beneficios lo es y toda gran empresa sólo puede sobrevivir deseando grandes beneficios-, pero ahí donde apple representa élite, deseo de perfección, google representa la multiplicidad, la minería de datos, lo emergente, en definitiva, el poder de los millones de comunes imperfectos y complementarios frente a la búsqueda de la perfección. Es asumir el caos que es todo para bucear en él hasta sacar del ruido alguna melodía útil, que no transcendente o subyacente.

Acabo de escuchar en una redifusión de cuarto milenio, que Jobs, era un místico.Me he ido a la wikipedia y ahí está, efectivamente.Sus visitas a la india, sus creencias absurdas, y su intento de curarse el cáncer con superchería y supersticiones.

Que pena que el mundo aún esté tan dominado por la mística... espero que antes de morir pueda llegar a ver  un avance en la mentalidad de la humanidad, al menos un atisbo de que finalmente vamos aceptando la realidad de que no hay finalidad, ni orden subyacente, ni transcendencia, ni en definitiva nada místico que nos salve más allá del esfuerzo y la razón... ni siquiera la suerte.