Páginas

10.6.15

A los minarquistas

Estoy un poco cansado de discutir lo mismo una y otra vez con los minarquistas, así que voy a hacer esta entrada a ver si consigo que se entienda de una vez.

A ver, es cierto que la competencia es un motor de mejora. No puedo estar más de acuerdo en ello. La selección natural se basa en la competencia y ha ido genial los últimos millones de años para crear una diversidad enorme de vida. La competencia es genial y hay que usarla... pero no la competencia exclusivamente basado en el mercado, y mucho menos la competencia basada sólo en el beneficio económico. Al menos no para todo. La competencia basada en el beneficio económico es muy buena rebajando costes e incrementando la productividad, así pues es casi perfecta para mejorar nuestra capacidad como sociedad de fabricar bienes. Así será buena idea, por lo tanto, dejar en manos privadas y a merced del mercado las actividades que tengan que ver con la producción de bienes, como la industria, la agricultura, etc... (aunque si se hace eso sin considerar nada más, el proceso económico puede provocar problemas ecológicos tanto por contaminación como por agotamiento de los recursos).

Sin embargo hay actividades humanas que no pueden ser gobernados sólo bajo el principio de maximización de beneficios. Todas aquellas actividades en los que los objetivos para la sociedad no tienen que ver con la producción, probablemente. Ejemplos claros son la educación y la sanidad.

El objetivo social de la educación es económico tan sólo a muy largo plazo, y desde luego no tiene nada que ver con los beneficios de cada colegio, ni con los costes por alumno. El objetivo económico de la educación -que me niego a considerar el único- es lograr una sociedad competitiva y productiva, mediante la formación de buenos profesionales, emprendedores, políticos honrados, etc... Ni el beneficio económico de cada colegio, ni el coste por alumno dicen absolutamente nada de esos objetivos.

¿Se puede organizar un sistema de competencia en el ámbito educativo? Tal vez pero debería estar basado en los objetivos reales que desearíamos obtener, o sea la utilidad de la formación que se da, o sea el valor educativo de la gente formada en dichos centros. Mas... ¿cómo evaluar eso en un mundo cambiante en el que lo que ahora parece fundamental puede ser irrelevante cuando termine la formación de un ciudadano tras quince años? Difícilmente. Sólo los expertos pueden siquiera atreverse a opinar sobre lo que se debería hacer o lo que no. En definitiva, sólo un sistema meritocrático puro puede intentarlo sin interferencia -a ser posible- del mercado. Y en el fondo, ¿qué es un sistema meritcrático sino un sistema funcionarial...? Uno bien organizado y bien controlado, claro.

Lo mismo pasa con la sanidad. En este caso las métricas son igualmente a muy largo plazo, aunque tal vez más claras -tasas de enfermedad, esperanza de vida, etc...-; pero ninguna de ellas tiene nada que ver con el coste por paciente ni, por supuesto, con los beneficios de las industrias relacionadas con la sanidad.

A mucha gente le cuesta aceptar esto... pero sólo hay que comparar las siguientes gráficas:

Esperanza de vida en USA y UK, casi iguales en todos estos años: https://www.google.es/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_dyn_le00_in&idim=country:USA:CHN:GBR&hl=es&dl=es#!ctype=l&strail=false&bcs=d&nselm=h&met_y=sp_dyn_le00_in&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=region&idim=country:USA:GBR&ifdim=region&tstart=802735200000&tend=1339279200000&hl=es&dl=es&ind=false

Porcentaje del PIB gastado en sanidad, disparado en los USA: https://www.google.es/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_dyn_le00_in&idim=country:USA:CHN:GBR&hl=es&dl=es#!ctype=l&strail=false&bcs=d&nselm=h&met_y=health_expenditure_of_gdp&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=region&idim=country:USA:GBR&ifdim=region&tstart=802735200000&tend=1339279200000&hl=es&dl=es&ind=false

Y aún más destacable en el caso del coste por cabeza: https://www.google.es/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_dyn_le00_in&idim=country:USA:CHN:GBR&hl=es&dl=es#!ctype=l&strail=false&bcs=d&nselm=h&met_y=sh_xpd_pcap&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=region&idim=country:USA:GBR&ifdim=region&tstart=802735200000&tend=1339279200000&hl=es&dl=es&ind=false

Y finalmente porcentaje del gasto en sanidad que es público: https://www.google.es/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_dyn_le00_in&idim=country:USA:CHN:GBR&hl=es&dl=es#!ctype=l&strail=false&bcs=d&nselm=h&met_y=sh_xpd_publ&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=region&idim=country:USA:GBR&ifdim=region&tstart=802735200000&tend=1339279200000&hl=es&dl=es&ind=false

Esto es lo que pasa cuando la sanidad se pone en manos privadas.

Si estas gráficas no os abren los ojos minarquistas, creo que nada lo hará.

4.6.15

Planes, planes, planes...

Al principio de este año hice un excel con unas cuantas fórmulas para ayudarme a decidir a qué dedicaba mi tiempo libre, es decir un intento de no tener que tomar la decisión por mi mismo y así obligarme un poco a hacer cosas que sea interesantes para todos y al mismo tiempo para mí.

Hoy he incluido algunos planes nuevos, quitado los que ya he cumplido y aquí os traigo la lista actual, para que podáis comentarlos, quejaros y exigirme que le de prioridad a otras cosas:

  1. Libro de kuentos para texting: recientemente han empezado a surgir a borbotones cuentos cortos, muy cortos, apropiados para enviar por texting, y echando las cuentas ha salido como el primero de los proyectos.
  2. Mundo de Cenizas: el primer volumen de las 'crónicas nimgarias' ya está en manos de mis amigos y editores.
  3. DemoCrazy: el juego de print and play de Julio, una reflexión en forma de partido de cartas sobre el funcionamiento de la democracia.
  4. Libro de relatos de Layna Speedy: ya la conocéis, SF lejana, con su toque de cyberpunk y existencialismo.
  5.  Juego de Khundara: este proyecto es el que me parece más improbable, la verdad, además hay muchos juegos de gestionar países por turnos, pero es un proyecto al que me cuesta renunciar.
Se queda fuera de momento cosas como la segunda parte de las aventuras interactivas de Layna Speedy o el preludio del Anillo 3.