5.7.15

Los crímenes de Oxford

Está terminando ahora mismo en la tele 'Los crímenes de Oxford', película sorprendentemente interesante a mi modo de ver. Para una persona que como yo había leído el Tractatus en el instituto ha quedado fuertemente influido en sus creencia por sus conclusiones -para alguno devastadoras, para mi liberadoras- y, por supuesto por las cosas que mal interpreté; ver que una película se inicia con la mención directa al libro con un profesor universitario sosteniendo el libro en la mano, fue bastante impactante.

La película es en realidad una de estas películas basadas en un supuesto conflicto dialéctico, inteligencia contra inteligencia. Un rollo tipo Death Note. Una clase de dialéctica que es común a las novelas de detectives 'de alto nivel', partiendo del arquetipo evidente de Sherlock, y que ha tenido su última encarnación televisiva en House. Una historia en la que parece que todos intentan ocultar las cartas, cartas que todos los demás deben descubrir. Un Cluedo en definitiva, Pero la película contiene mucho más, en las conversaciones entre el anciano y el joven se tratan de una buena cantidad de los temas que de verdad me apasionan y llenan mis creencias.

En la película se habla del tema de la verdad, de la creencia, de la relación entre estética y realidad.Y en definitiva sobre qué se puede saber, cuándo se sabe algo y cuándo las cosas sólo son opinión. La película juega con toda esa profunda filosofía, al tiempo que la reduce a un decorado, un decorado para una historia de asuntos monstruosos, con monstruosos personajes, esperpénticos a ratos con irracionales motivaciones. La película en definitiva acaba revelándose como una tragedia en la que lo que aparentaba ser un juego, terrible sí, pero racional, acaba resultando ser el resultado de lo único que realmente existe, el puro Caos, el azar terrible y ciego. Por que en definitiva toda nuestra lógica es una fábula, un barniz somero, con el que pretendemos darle sentido a lo que acontece y cuyo único sentido real es que ha acontecido.

A veces me gustaría ser capaz de crear una obra como estos Crímenes, una obra de misterio lógico, con juegos de diálogo entre S y M, entre L y L, entre H y J; y sin embargo me siento incapaz, incapaz de engendrar un duelo de frases que no parezca el de Monkey Island. A ratos siento que no soy lo bastante inteligente como para ponerme realmente en la cabeza de S o de H, a ratos -como cuando me daban los test de inteligencia siendo un crío- me siento como los niños raros que aparecen en la película, percibiendo que las respuestas de las series no son necesariamente las más obvias, sino que hay múltiples respuestas, tal vez todas las respuestas, y si todas las respuestas son válidas... ¿de qué sirve el duelo de inteligencia?

Como al final de la película, en la que, con un poco de reflexión lo único que verdaderamente importa es que Martin está cargando con las fotos decepcionando y en el fondo apartando de él a Lorna. Tras disfrutar del misterio, de las reflexiones filosóficas y de las meta-filosóficas, si todo eso os deja vacío siempre podéis quedaros con la majestuosa verdad, y tal vez la única, que representan lo que Martin deja atrás para condenarse, las curvas completamente reales de la Watling.

10.6.15

A los minarquistas

Estoy un poco cansado de discutir lo mismo una y otra vez con los minarquistas, así que voy a hacer esta entrada a ver si consigo que se entienda de una vez.

A ver, es cierto que la competencia es un motor de mejora. No puedo estar más de acuerdo en ello. La selección natural se basa en la competencia y ha ido genial los últimos millones de años para crear una diversidad enorme de vida. La competencia es genial y hay que usarla... pero no la competencia exclusivamente basado en el mercado, y mucho menos la competencia basada sólo en el beneficio económico. Al menos no para todo. La competencia basada en el beneficio económico es muy buena rebajando costes e incrementando la productividad, así pues es casi perfecta para mejorar nuestra capacidad como sociedad de fabricar bienes. Así será buena idea, por lo tanto, dejar en manos privadas y a merced del mercado las actividades que tengan que ver con la producción de bienes, como la industria, la agricultura, etc... (aunque si se hace eso sin considerar nada más, el proceso económico puede provocar problemas ecológicos tanto por contaminación como por agotamiento de los recursos).

Sin embargo hay actividades humanas que no pueden ser gobernados sólo bajo el principio de maximización de beneficios. Todas aquellas actividades en los que los objetivos para la sociedad no tienen que ver con la producción, probablemente. Ejemplos claros son la educación y la sanidad.

El objetivo social de la educación es económico tan sólo a muy largo plazo, y desde luego no tiene nada que ver con los beneficios de cada colegio, ni con los costes por alumno. El objetivo económico de la educación -que me niego a considerar el único- es lograr una sociedad competitiva y productiva, mediante la formación de buenos profesionales, emprendedores, políticos honrados, etc... Ni el beneficio económico de cada colegio, ni el coste por alumno dicen absolutamente nada de esos objetivos.

¿Se puede organizar un sistema de competencia en el ámbito educativo? Tal vez pero debería estar basado en los objetivos reales que desearíamos obtener, o sea la utilidad de la formación que se da, o sea el valor educativo de la gente formada en dichos centros. Mas... ¿cómo evaluar eso en un mundo cambiante en el que lo que ahora parece fundamental puede ser irrelevante cuando termine la formación de un ciudadano tras quince años? Difícilmente. Sólo los expertos pueden siquiera atreverse a opinar sobre lo que se debería hacer o lo que no. En definitiva, sólo un sistema meritocrático puro puede intentarlo sin interferencia -a ser posible- del mercado. Y en el fondo, ¿qué es un sistema meritcrático sino un sistema funcionarial...? Uno bien organizado y bien controlado, claro.

Lo mismo pasa con la sanidad. En este caso las métricas son igualmente a muy largo plazo, aunque tal vez más claras -tasas de enfermedad, esperanza de vida, etc...-; pero ninguna de ellas tiene nada que ver con el coste por paciente ni, por supuesto, con los beneficios de las industrias relacionadas con la sanidad.

A mucha gente le cuesta aceptar esto... pero sólo hay que comparar las siguientes gráficas:

Esperanza de vida en USA y UK, casi iguales en todos estos años: https://www.google.es/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_dyn_le00_in&idim=country:USA:CHN:GBR&hl=es&dl=es#!ctype=l&strail=false&bcs=d&nselm=h&met_y=sp_dyn_le00_in&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=region&idim=country:USA:GBR&ifdim=region&tstart=802735200000&tend=1339279200000&hl=es&dl=es&ind=false

Porcentaje del PIB gastado en sanidad, disparado en los USA: https://www.google.es/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_dyn_le00_in&idim=country:USA:CHN:GBR&hl=es&dl=es#!ctype=l&strail=false&bcs=d&nselm=h&met_y=health_expenditure_of_gdp&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=region&idim=country:USA:GBR&ifdim=region&tstart=802735200000&tend=1339279200000&hl=es&dl=es&ind=false

Y aún más destacable en el caso del coste por cabeza: https://www.google.es/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_dyn_le00_in&idim=country:USA:CHN:GBR&hl=es&dl=es#!ctype=l&strail=false&bcs=d&nselm=h&met_y=sh_xpd_pcap&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=region&idim=country:USA:GBR&ifdim=region&tstart=802735200000&tend=1339279200000&hl=es&dl=es&ind=false

Y finalmente porcentaje del gasto en sanidad que es público: https://www.google.es/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_dyn_le00_in&idim=country:USA:CHN:GBR&hl=es&dl=es#!ctype=l&strail=false&bcs=d&nselm=h&met_y=sh_xpd_publ&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=region&idim=country:USA:GBR&ifdim=region&tstart=802735200000&tend=1339279200000&hl=es&dl=es&ind=false

Esto es lo que pasa cuando la sanidad se pone en manos privadas.

Si estas gráficas no os abren los ojos minarquistas, creo que nada lo hará.

4.6.15

Planes, planes, planes...

Al principio de este año hice un excel con unas cuantas fórmulas para ayudarme a decidir a qué dedicaba mi tiempo libre, es decir un intento de no tener que tomar la decisión por mi mismo y así obligarme un poco a hacer cosas que sea interesantes para todos y al mismo tiempo para mí.

Hoy he incluido algunos planes nuevos, quitado los que ya he cumplido y aquí os traigo la lista actual, para que podáis comentarlos, quejaros y exigirme que le de prioridad a otras cosas:

  1. Libro de kuentos para texting: recientemente han empezado a surgir a borbotones cuentos cortos, muy cortos, apropiados para enviar por texting, y echando las cuentas ha salido como el primero de los proyectos.
  2. Mundo de Cenizas: el primer volumen de las 'crónicas nimgarias' ya está en manos de mis amigos y editores.
  3. DemoCrazy: el juego de print and play de Julio, una reflexión en forma de partido de cartas sobre el funcionamiento de la democracia.
  4. Libro de relatos de Layna Speedy: ya la conocéis, SF lejana, con su toque de cyberpunk y existencialismo.
  5.  Juego de Khundara: este proyecto es el que me parece más improbable, la verdad, además hay muchos juegos de gestionar países por turnos, pero es un proyecto al que me cuesta renunciar.
Se queda fuera de momento cosas como la segunda parte de las aventuras interactivas de Layna Speedy o el preludio del Anillo 3.

31.5.15

Juego de Junio

Esta vez ya tenía preparado el juego antes de que llegase el mes.

:)

En algo hay que ir mejorando, ¿no?

La verdad, es que como en el caso de SucLuck, es algo que simplemente se ha cruzado en mi mente, no uno de los proyectos que tenía pensado.

Como veréis Telepathice es como un juego tradicional, con un toque diferente, podemos dejarlo en que es un juego algo posmoderno.

Espero que os guste.

17.5.15

Iguales

Sólo seis años de distancia entre los dos finales. Los dos idénticos, pero los dos tan diferentes. Me gustan algunos cambios que pasan, sobre todo si pasan tan rápido que parece imposible. Os dejo con las dos imágenes y con lo único que he hecho realmente en tres días.




10.5.15

El juego de mayo

En esta ocasión es el turno de Bheex, un juego -que como explico en la introducción- tiene varias décadas de antigüedad.

Bheex -orginalmente se llamaba Rebecáh, así con h y con acento raro en la 'a', no me preguntéis por qué porque no lo recuerdo- es un juego al que le tengo especial cariño puedes fue la primera vez que cree un juego abstracto y simple, y además he jugado muchísimas partidas con los amigos y familiares a este juego a lo largo de los años.

Espero que os guste y os animo a crear otros tableros y a mandármelos para su publicación en este mismo blog.

26.4.15

Majunzú

Se me ha echado el tiempo encima y no he logrado este mes poner en limpio otro de mis juegos, así que os dejo esta vez Majunzú, un juego que ya tenía más o menos listo. Se trata de otro juego de tablero inspirado en mi campaña de rol Akaram.

Este juego es bastante más complicado de jugar, e incluso de montar -requiere bastante de tijera y de pegamento. Os recomiendo sin embargo que lo probéis, es un juego más profundo y de más largo plazo que los otros que he estado publicando.

Espero que os guste y como siempre podéis dejar comentarios o mandarme correos diciéndome que os parece el juego.