Páginas

8.1.19

Un hombre bueno (1): Triángulo de personalidades - Tutorial I7

En el anterior capítulo introductorio de este tutorial creamos un lugar y un personaje, Lycurgus. Si corréis el ejemplo en el IDE de Inform 7, veréis a Lycurgus dentro de su tienda, pero, ¿es eso lo que queremos?

Eso nos lleva a la discusión sobre la 'trinidad' de las obras interactivas. En las obras interactivas (incluso en un librojuego) siempre podemos distinguir tres entidades relacionadas: el interlector (el humano, el usuario, el jugador...), el narrador (el que cuenta la historia y, en el caso de ficción interactiva de comandos, el que responde los comandos) y la marioneta (el personaje al que le ocurre la historia, en nuestro caso Lycurgus). Estas tres personalidades se pueden relacionar de muchas maneras diferentes, pueden unirse entre ellas o no. Un ejemplo reciente es Bandersnatch de Black Mirror. En este caso el narrador es Netflix y su presencia es casi nula, pues muestra la historia visualmente; la marioneta es Stefan, al que le pasan todas la penalidades y, finalmente, el interlector (en este caso interespectador) es el que ve el capítulo. Y toda la obra habla de la relación entre el interespectador y la marioneta, que se resiste a ser manipulada, etc... En la mayor parte de las aventuras tradicionales la marioneta se identifica con el interlector, y el narrador contesta a sus acciones, a veces de forma neutra, a veces de forma didáctica o incluso burlona (véase El libro que se aburría).

¿Qué relaciones podrían establecerse entre esas tres entidades? Veamos casos:
  1. Verás lo que le pasó a este tipo (narrador / interlector / marioneta): en este caso alguien (un narrador) nos cuenta una historia en la que el interlector puede intervenir (tal vez aconsejar), pero la marioneta tiene una identidad propia. El ejemplo de Bandersnatch nos sirve para un caso de narrador casi inexistene, también podéis probar el esbozo de Berg para ver un caso mucho más extremo en la que las tres personalidades están presentes y juegan un papel.
  2. Vayamos de aventuras (narrador / interlector = marioneta ): este es el caso habitual de casi todas las aventuras conversacionales clásicas. La marioneta en este caso no es más que una extensión del jugador, suele ser anónima neutra y genérica (para que se identifique con facilidad el interlector con la marioneta), lo que muchas veces lleva al más que gastado arquetipo de la marioneta amnésica, que no sabe quién es ni dónde está. Un ejemplo clásico de esta opción es la propia aventura original o ROTA.
  3. Por favor, ayuda ( interlector / narrador = marioneta ): en estos casos la marioneta 'contacta' con alguien externo y le pide asistencia, ejecuta las recomendaciones (si es que las acepta) y cuenta los resultados. Este caso es el de todas las aventuras tipo lifeline.
  4. Escribamos juntos esta historia ( narrador = interlector / marioneta ): en este caso el narrador queda anulado porque son las propias elecciones del interlector los que conforman la historia, el sistema plantea lo más libremente posible las opciones y corre la simulación presentando las consecuencias en forma de reacción de la/s marioneta/s. El ejemplo más claro que se me ocurre es First Draft of the Revolution, que es una obra que me encanta. Creo que es una opción muy poco explorada e interesante, pero aquí la interfaz por comandos va muy forzada, por lo que probablemente Inform 7 no sería la mejor opción.
  5. Te está pasando ( narrador = interlector = marioneta ): no sé si se puede conseguir esta unidad completa si no es un entorno de realidad virtual o juego de primera persona, En cuanto la interfaz fuese mediante descripción de texto el narrador tenderá a separarse y acabarás haciendo el caso número 2. Yo intenté aproximarme a este caso en Hierba tras el cristal en donde la marioneta (Layna) se narra a sí misma y por eso el narrador habla ¡en primera persona! Para acabar de completar el egocentrismo exagerado de esta marioneta respondona, a veces establece autodiálogos con una voz que no deja de ser una parte de su cabeza, o sea discute con ella misma. En tal contexto el interlector queda constituido como una parte de la propia Layna, es algo así como una parte más de su cabeza a la que se le van ocurriendo 'ideas' que probar. El resultado es divertido y en su momento llamó mucho la atención, aunque no sé cuánta gente se dio cuenta de esta ruptura de paradigma. Por otra parte no es un 'Te está pasando' puro, es un ejemplo un tanto forzado que no queda del todo mal.
Antes de poder escribir más líneas tenemos que decidir qué relación hay en nuestro caso entre el narrador, el interlector y la marioneta. Es decir, cuál de los casos anteriores es el que va a usar nuestra historia. Aunque Inform 7 puede usarse en cualquier mezcla de relación entre esas tres entidades viene por defecto con respuestas en las que se da por hecho que el interlector y la marioneta se identifican y que el narrador es lo más neutral posible. Esta elección no nos viene mal si queremos que el interlector se meta en la piel de un viejo artesano constructor de máscaras de teatro. Es decir, un clásico 'Vayamos de aventuras', tal vez dándole un poco más de color a la marioneta de lo que es habitual.

¿Cómo logramos la identificación de Lycurgus con el jugador? Simplemente cambiando la línea mostrada a continuación.


Fácil, ¿no? La importancia de esto es mayor de lo que parece. Para Inform 7 el 'jugador' es un personaje más de la obra, un 'person' como otro cualquiera y de hecho es posible cambiarlo a lo largo del devenir de la historia. Esto te permite crear obras en la que el protagonista pase de un personaje a otro (véase un estupendo ejemplo de esta técnica en Del otro lado).


31.12.18

Ya llega el 2019


Ya ha llegado el final del 2018.

Un año en el que he perdido a mi padre por un cáncer cerebral que se lo llevó en pocos meses. Un cáncer que me mostró lo frágil que es nuestra mente. Un poco más de presión en alguna parte de la corteza cerebral y los recuerdos se desvanecen, junto con la capacidad de leer, de entender la hora o incluso la capacidad de usar palabras. No había imaginado lo duro que es algo tan simple como enseñar a tu padre a usar su propio reloj despertador cada pocos días.

Un año que me ha demostrado lo minúsculo que somos y cómo podemos pasar de ser algo, una persona llena de pasiones y miedos a nada en un instante. La muerte es un cambio tan fundamental que asusta y devasta. Es fácil entender porqué se crea el mito del alma, o el de los fantasma. Es fácil comprender que una historia tan absurda como Ciudad Permutación tenga sentido para alguien. Nunca olvidaré como escuché en la televisión a Ana María Matute rechazar fervientemente que no haya nada tras la muerte. Ella no podía aceptar que la mente, que es tan rica y compleja, simplemente se desvanezca en nada. El mismo razonamiento que en la novela mencionada antes. Pero, ay, es justo esa la realidad de lo que somos, pura evanescencia que se cree importante en un Universo ciego y azaroso.

Un año que me demostró lo mucho que puedo fallar. Lo mal que puedo llevar las circunstancias y lo débil que soy ante las dificultades. Lo mucho que me queda por aprender y madurar con mis casi cincuenta.

Acabo el año con afónico y con los bronquios algo afectados, lo que entiendo que es adecuado para un año tan malo. Y sí, he creado muchas cosillas durante este año, ya lo he contado. Pero es el momento de hacer autocrítica: queda claro que puedo escribir incluso en malas circunstancias y que puedo escribir rápido. Lo del #iftober fue una maravillosa locura, pero lo que hice realmente no fue un verdadero reto para mí, ya sé que puedo escribir rápido, incluso interactiva. La verdadera pregunta es si puedo escribir de verdad bien. Algo que de verdad deje una marca en alguien.

Así que mi propósito para este año 2019 es seguir, levantarme como un fénix y continuar intentando hacer al menos una cosa que os emocione y os deje temblando. Mi propósito será crear una única cosa ya sea literatura lineal o interactiva que sea realmente buena, algo que se quede ahí y me haga algo menos evanescente.


(Os he dejado arriba mi fénix favorito, Rachel Summers de Marvel, 
la versión de Romita Jr., tal vez su momento más alto y más bajo.
La propia definición del fénix)

17.12.18

Resumen de 2018


Este año adelanto un poco el resumen anual que quiero encarar mis vacaciones de Navidad con más libertad que nunca.

¿Cuál era el propósito del 2018? Como se puede ver en el resumen del año pasado, no puse ninguno y me parece que fue un acierto porque no paro de fallar en los objetivos. :) Por ejemplo mi intención de hacer la novela 'En el mar de hierba' se ha quedado en nada.

¿Qué he logrado este año entonces?

  • He participado en varias convocatorias de relatos:
    • El primero fue este y el resultado fue este relato.
    • Luego el Visiones de 2018 y el resultado fue este relato.
    • También mandé dos de los tres relatos que escribí para el 'Actos de FE' de este año. Tal vez saque un librillo de 'relatos rechazados' durante 2019 si es así estos tres estarán en el librillo.
    • Contesté a varias convocatorias de Pupenfuss, hay un relato publicado y otro saldrá estas navidades.
    • Y finalmente estoy preparando varios para esta convocatoria.
    • Un juego de P&P llamado Ananké.
    • Terminando el tutorial Huesos.
    • Iniciando el tutorial Acero.
    • Con un artículo sobre branching, agencia y teoría de la información.
  • Participé en el primer #iftober en español resultando 15 miniobras que se recopilan como se explica aquí.
Teniendo en cuenta lo complicado que ha sido el año a nivel personal, creo que ha sido un buen año. Tan sólo espero que hayáis disfrutado con alguna de estas obras y poder traeros si no más, al menos sí más interesantes para el año que viene.

13.12.18

Un hombre bueno (0) - Tutorial I7

Aunque tengo ya un tutorial de Inform 7 (Huesos) y además tengo uno iniciado con mecánicas roleras (Acero)  me he dado cuenta al ver algunas preguntas básicas que me han hecho sobre I7 de que hace falta un tutorial mucho más detallado y sobre todo uno que contenga recomendaciones sobre lo que interesa hacer y lo que no.

Además siendo como soy un escritor casi puramente brújula (y permitiendo, como permite, I7 escribir como un escritor brújula) curiosamente os ofrecí una aproximación muy de escritor mapa en el tutorial de los Huesos. Lo hice para que se viese que partiendo del mismo material se pueden hacer cosas tan diferentes como una hiperficción y una ficción interactiva de parser.

Finalmente veo que, por fin, empiezan a verse entre los creadores de ficción interactiva en español piezas que se empiezan a alejar de la literatura de género, lo que me alegra. No me entendáis mal, soy un enamorado de la literatura de género (bueno, no del dinoporno, de eso no) pero me da rabia que se identifique la ficción interactiva sólo con historias de fantasía, terror o ciencia-ficción. Así que he decidido crear un tutorial con una historia que se aleje en lo posible de la literatura de género con la intención de demostrar que la FI también alcanza esos lares.

Así que hoy nace el Tutorial "Un hombre bueno" con un triple objetivo:
  1. Escribir un tutorial que explique no sólo como hacer una AC en I7, sino cómo hacerla bien, cómo estructurarla y dejarla lista para publicar.
  2. Mostrar cómo hacer de 'escritor brújula' en FI.
  3. Escribir una historia sobre un personaje que no sea un héroe.
Mi primer paso ha sido encontrar un nombre y una ilustración que me inspire una historia; y simplemente dando vueltas por la red me he topado con lo que veis arriba a la izquierda. Un viejo ofrece lo que parecen máscaras de teatro a una dama romana o griega y lo que parecen dos de sus sirvientas una adulta y una niña. ¿Será una actriz? ¿O es una cortesana que quiere decorar su apartamento? ¿O tal vez es una patricia que está organizando una fiesta? No tengo ni idea, vamos a irlo descubriendo a medida que se lo escribamos.

¿Por qué esa imagen? Primero porque una tiendecilla en una de las cajellas de una ciudad antigua parece un escenario ideal para una aventura de una única habitación (lo que es una categoría en sí misma en IF que incluso ha tenido sus propios concursos). Escoger la opción de una habitación fuerza a escribir en profundidad, haciendo que la acción no dependa de la exploración, que es uno de los aspectos de las ACs más gastados.

Lo primero que tendrás que hacer es instalarte Inform 7 y la librería de español.

De momento sólo sé que el título es 'Un hombre bueno', que estará en español y que su protagonista es un liberto romano llamado Lycurgus. ¿Como creamos un comienzo de obra que se correponda a eso?

Pues de esta forma:


Como se puede ver la primera línea indica el nombre de la obra, el autor y dice que estará en español. Y luego hemos puesto una sección de comentarios explicando la obra, su objetivo y su fecha de creación, todo lo cual puede ser muy útil para los que lleguen a esas fuentes en el futuro. Luego hemos añadido una sección de librerías (de momento no hemos puesto ninguna) y opciones (hemos indicado que siempre ponga todo el texto de la descripción de la localidad y que no use puntos).

Finalmente tenemos la sección del relato en sí mismo. Inform 7 permite estructurar el relato en partes, secciones y capítulos. Vamos a usar esta capacidad. De momento hemos creado una única parte con todo el modelo del mundo de la obra.  Dentro de esa parte hemos creado dos secciones: lugares y personajes. Y en cada sección crearemos un capítulo por cada sitio o personaje que incluyamos.

Sólo tenemos dos cosas: la tienda y el protagonista.

¡Bien, ya hemos empezado!



4.12.18

Todas mis entradas de la #iftober



Me ha parecido que había demasiado ficherillo en mi itchio, así que he creado una página agluntinadora y ahora tenéis en una única creación los quince minirelatos que cree para Héctor el Inquisidor durante la #iftober. Podéis encontrarlo aquí.

26.11.18

Nanowrimo 2018

Este año he vuelto a hacer la nanowrimo. Después de no poder concentrarme lo suficiente el año pasado como para intentar escribir una cantidad razonable de 'El cielo sobre la Vieja' (que se quedó en unas seis mil palabras), este año he regresado a Akaram y a las novelas tras el advenimiento de Olorp, el Señor del Invierno.

Como en mis última nanos os he dejado a la derecha un enlace a la obra así, en crudo, tal cual sale de mi teclado, por si os apetece leer las aventuras de Karin y sus hermanas en su primerísima versión. En esta ocasión nos iremos al más extremo norte, más allá de la Tierra de los Ríos, entre las gélidas aguas de la isla de los Jorun. Las hermanas Jorunssön se han quedado solas tras la muerte de Ulf el sacerdote de Unuk que las acogió en la Cueva de los Cuervos y ahora tendrán que enfrentarse a la decisión de marchar hacia el sur ellas solas o quedarse en el templo con provisiones menguantes y peligros crecientes.

He de reconocer que esta novela me ha resultado 'rara' de escribir, porque las protagonistas conforman un pequeño grupo con una dinámica bastante diferente a lo que suelo escribir (normalmente gente solitaria o muy independiente, gente un poco de vuelta de todo); y el texto se ha llenado de largos diálogos. El narrador tiene además algo más de presencia de lo que me gustaría.

Por lo demás es una novela de fantasía en el mundo de juego que llevo muchos años dirigiendo por lo que me resulta realmente sencillo de escribir. Tal vez demasiado, en la revisión tendré que asegurarme que no he metido demasiada información en forma de 'info dump'.

Ya sólo me quedan 8000 palabras para terminarla. ¡Mandadme ánimos!

24.10.18

Relatos del cuarto de hora: Soy un voyeur

Soy un voyeur.

Lo soy porque te miro cuando no puedes verlo.

Lo hago. A escondidas. Con el corazón triste de vergüenza.

Y sé que lo sabes, pero ahora no te lo digo: soy tu voyeur.

Lo soy porque no debo serlo, porque ya escogiste. Lo hiciste y no fue a mí. Y no consigo aprender que lo sé, no consigo entender que eso fue todo. No consigo aprender del pasado ni del presente, tal vez porque no puedo dejar de mirarte.

Por eso hoy no te lo digo: soy un triste voyeur.

Te veo si mirarte. Sin cruzar miradas, porque tu mirada ya no es para mí, porque nunca lo fue.

Te miro sin verte. Sin ver que sabes. Sin ver que no he te lo he dicho ya demasiadas veces. Que lo sabes demasiado bien de tanto no hablarte de ello.

Te miro sin ver que no debo mirar.

Soy tu voyeur.